Mis Insignias Digitales

Mis Redes Sociales

 

Desconectar, cada vez más, un reto.

3 jul. 2016


Cada día los centros están más inmersos en el mundo virtual, no solo estando presentes en la red sino también utilizando activamente las redes sociales como un componente educativo más dentro de las aulas.


Sin embargo, el hecho de que la educación actual se nutra de la red hace que desconectar sea, cada vez más, un reto.



Teniendo en cuenta que captar la atención en las aulas no es tarea fácil, conseguir que desconecten resulta aún más complicado. Estar tan conectados, en cierto modo, nos distrae de la realidad incluso cuando la finalidad de la tecnología es el aprendizaje. Ahora, el reto es conseguir evitar la confusión entre realidad y virtualidad.

La naturaleza, los compañeros de clase, los juegos, el cine… estaban presentes antes del nacimiento de Google. La experimentación en primera persona de cada uno de ellos, fue el objetivo en educación durante décadas. Con la aparición de las TICs, se abrió un abanico de posibilidades que con el tiempo ha conseguido hacer que olvidemos el beneficio de lo real desde una comodidad virtual.

La experiencia de descubrir por primera vez la Mona Lisa de Da Vinci, nada tiene que ver con hacer una visita virtual al Louvre. Todos somos conscientes de que a pesar de la fama universal de dicha obra, nunca seremos capaces de imaginar su pequeña grandiosidad dentro de la sala que la alberga sin estar ante ella. ¿Dónde quedó el factor sorpresa? Al igual que recordamos más lo visual que lo textual, recordamos mejor las experiencias que vivimos en primera persona.

Sin duda seria de analfabetos tecnológicos negar la utilidad de aplicaciones como la realidad aumentada dentro de las aulas, pero no olvidemos apelar a la sensatez, utilizándola siempre como complemento de la realidad y no como una suplantación de esta.

Ante esta situación se nos presenta un nuevo objetivo: aprender a desconectar y valorar la realidad experimentada.

¿Qué haces tú para desconectar?
¿Estar tan conectados nos distrae de la realidad? 

Gracias por dedicar parte de tu tiempo a leer este post.
Espero vuestras respuestas ;)


El contenido de esta entrada se corresponde con el post que se publicó en espaciosblog el 29/01/2014, siendo el primer articulo con el participo en el espacio colaborativo dedicado, entre otros, a la comunicación, el marketing y social media, como lo es 







3 comentarios:

Juan María Casado dijo...

Llevas mucha razón. En mi experiencia reciente como profesor de Educación Mediática de la Fac de Educación de Córdoba, el momento más interesante que recuerdo, fue el debate tras las 24 horas sin internet ni medios al que nos sometimos los alumnos y yo.Pudimos ver el grado de dependencia que tenemos y la casi imposibilidad de no estar conectados. A nadie nos gusta tener adicciones y la experiencia sirvió para pensar en estrategias de privación limitada y recuperar la conexión directa con nuestro entorno. Cordialmente

Carmen De la Rubia dijo...

Holaa!! Muchas gracias por tu comentario! Me alegra que hayas pasado por aquí ^^.
¿24 horas desconectados? ¡Qué locura! Sigues siendo un profe diferente. ;) Saludos

Mariela Parma dijo...

Hola!!!! excelente entrada!!!! es verdad, cómo nos cuesta estar desconectado!! jajajaja es más acá leyéndote!!!! mucha suerte!!! cariñosssssssss

Publicar un comentario

Gracias por enviar tu comentario!!

Comenta, vota y comparte todo lo que quieras :)

Gracias por tu visita!!


Vuelve pronto ^^